Hay caso Mirotic. La sección de baloncesto no se libra de la delicada situación económica del FC Barcelona y un ejemplo son el retoque en el acuerdo con Cory Higgins o las salidas de Adam Hanga y Víctor Claver para la única llegada como alero de Nigel Hayes.

El gran problema con Nikola Mirotic es la negociación para una rebaja salarial que se encuentra en punto muerto: el club ha intentado la rebaja y el jugador se ha negado a ella ya que ha renovado el año pasado hasta 2025 de azulgrana con el clásico stretching de la NBA: se prolongan los años para alargar los pagos y deberle menos en cada temporada.

Mirotic, que llegó en 2019 al Barça directo desde EE.UU. y cobra unos cuatro netos de media, considera que no tiene que rebajarse el sueldo porque ha perdonado suficiente dinero para llegar al club blaugrana (tuvo una oferta de 45 millones de los Jazz poco antes de dar el sí definitivo a los catalanes).

Sezione: Baloncesto / Data: Mié. 08 septiembre 2021 a las 12:00
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
ver lecturas
Print