Riqui Puig, estrella del Barça B, uno de los canterano más prometedores de los últimos años, no consigue tener un peso en el primer equipo y llegó otro ducha fría en la final de la Copa del Rey: exclusión y partido visto sentado en la grada.

Puig sigue viviendo un estancamiento que le ha llevado a no dar el salto necesario para jugar de forma regular a pesar de todos los entrenadores que han ido pasando por el Camp Nou: ni Ernesto Valverde ni Quique Setién ni Ronald Koeman han contado en absoluto con él, así como De La Fuente, entrenador de España sub-21.

No consigue ser una pieza importante en el presente del Barcelona, así como en el futuro del conjunto azulgrana, algo que sí está ocurriendo en el caso de otros jóvenes canteranos como Ilaix Moriba, Ronald Araújo u Óscar Mingueza, que sí aprovechan las oportunidades y que el entrenador les concede y juegan con regularidad.

A pesar tener contrato hasta 2023, Puig no tiene garantizado su futuro en Can Barça y el próximo verano puede terminar de forma momentánea su etapa blaugrana.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar. 20 abril 2021 a las 12:30
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print