Joan Laporta, el nuevo presidente del FC Barcelona, ​​sabe que este equipo se debe reforzar para la próxima temporada sobre todo en ataque donde hay que fichar a un '9'  fuerte que garantiza al menos 25-30 goles pero reforzar un equipo no no significa solo fichar a jugadores, significa también blindar a los que hay en la plantilla.

Hay varios jugadores que tendrán que renovar su contrato ya que expira este verano o el próximo, tanto veteranos como Messi como jóvenes como Dembélé o Ilaix Moriba. El capítulo del argentino es fácil de analizar ya que el jugador prioriza el proyecto del equipo y no el aspecto económico por lo que Laporta debe ser bueno en  garantizarle un equipo para ganar.

Dembélé tiene su contrato expirando en 2022 y finalmente está mostrando sus cualidades gracias a la continuidad física que nunca tuvo. El jugador, que en un principio no quería realmente renovar, ha cambiado de opinión, quiere quedarse en Cataluña y solo está a la espera de una propuesta de Laporta. Hay muchos equipos interesados ​​en el francés como el Manchester United o la Juventus, pero la idea del club es presentarle un contrato largo con un salario progresivo que irá subiendo con los años.

Está Oscar Mingueza que tiene el contrato expirando este verano pero hay una opción unilateral para poder prorrogarlo otros dos años que el club preferiría no activarlo ya que la idea es renovarlo por otros 5 años más o menos . El jugador ya está recibiendo muchas ofertas de varios clubes europeos tras la excelente primera temporada en el Barça pero su voluntad es quedarse "en casa" y no parece difícil suponer que las negociaciones se cerrarán en poco tiempo.

Por último, está el caso de Ilaix Moriba que el Barça quiere renovar por otros 4-5 años con un dorsal del primer equipo, un sueldo similar al de su amigo Ansu Fati y una cláusula altísima de 200 millones o más.

Sezione: Primer plano / Data: Dom 28 marzo 2021 a las 20:01
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print