Por fin llegó la primera victoria del FC Barcelona a domicilio en LaLiga: fue en el Estadio de la Céramica ante el Villarreal en un encuentro loco que decidió Depay a falta de tres minutos y sentenció Coutinho en el descuento. Y lo logró en la primera salida que hacían con Xavi en el banquillo.

En el Barça repitieron nueve de los que jugaron contra el Benfica con solo dos cambios: Eric García por Lenglet y Abde por Demir, Emery, por su parte, apostó por un 4-4-2 dejando en punta a Yeremy Pino y Danjouma.

El partido empezó de una manera muy eléctrica con dos decisiones del arbitro que generaron molestar en ambos equipos: a los dos minutos del partido cuando una dura entrada de Parejo a la altura de la tibia de Busquets quedó sin sanción cuando pudo ver la roja directa y cuando no se sancionó una mano de Piqué a un disparo a puerta de Danjouma. En las dos ocasiones, Del Cerro Grande, quien estaba en el VAR, no avisó a Soto Grado.

A los cuatro minutos el Barça pudo adelantarse con Abde con un cabezazo a la salida de un córner que obligó a Rulli a lucirse, la réplica fue la jugada de Danjouma que pareció penalti de Piqué. Antes de llegar al minuto 10 Memphis disparó fuera tras un recorte y Gavi cruzó un disparo que rebotó en el poste y salió fuera. 

El delantero holandés falló otra clara ocasión tras un buen pase de De Jong a los 20 minutos y, en ese momento, el Villarreal empezó a mejorar su prestación: la más clara antes del descanso la tuvo Danjouma, que falló un mano a mano ante Ter Stegen. Y con eso se llegó al descanso con un empate a cero en el marcador que no reflejaba los méritos de los dos equipos.

En la segunda parte, sin cambios, el conjunto blaugrana se adelantó en su primera llegada: remate de volea de Jordi Alba que intenta tocar Memphis, despeja Rulli y marca a placer Frenkie de Jong con un suspense al estar en duda la posición del delantero ex Lyon pero, tras una revisión VAR, todo estaba correcto.

Desde el minuto 65 empezaron a mover el banquillo los dos entrenadores: Emery dio entrada a Pino y Estupiñán en lugar de Pino y Pedraza mientras que Xavi a Dembélé en lugar de Abde y pocos minutos después a Mingueza en lugar del lesionado Jordi Alba, cambio que cambió el rumbo del encuentro.

El revulsivo fue Chukwueze ya que marcó el gol del empate tras aprovechar un pase de Danjouma que pudo anotar el segundo tanto del Villarreal como lo pudo hacer Trigueros pero ambos erraron y cuando peor estaba el Barça, un saque en largo de Ter Stegen lo cabeceó hacia atrás Estupiñán, Albiol perdió una pugna con Memphis y el holandés tras driblar a Rulli anotó el gol de oro en el 87'. 

En el descuento, hasta 6 minutos, Foyth hizo penalti sobre Coutinho que el proprio brasileño transformó y dio la seguridad de los primeros tres puntos a domicilio en LaLiga.

Tercer partido de Xavi en el banquillo del Barça con dos victorias y un empate, un gol encajado y 4 anotados.

Sezione: Opinìon / Data: Dom. 28 noviembre 2021 a las 00:00
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
ver lecturas
Print