Joan Laporta, ya oficialmente nuevo presidente del Barça, tiene que afrontar varios problemas: dificultades económicas, planificación de la nueva temporada, Koeman, contrato de Messi y contrato de Dembélé.

¿Es tan necesario renovar el contrato de Dembélé? Sí, porque a pesar de una actuación nunca excepcional, el contrato del francés expira en el verano de 2022 y, después de haberse gastado 150 millones por él, perderlo a cero sería un sensacional gol en propia meta, un riesgo económico que este club no puede afrontar.

Ousmane Dembélé, entre otras cosas, este año por fin empieza a mostrar su verdadero nivel, afrontando su primera temporada real como profesional, sin problemas físicos ni problemas fuera del terreno de juego como continuos retrasos en los entrenamientos o partidos.

Que guste o no guste como jugador, sigue representando el futuro del FC Barcelona, ​​es el único después de Messi que intenta dribblar a los rivales en los partidos, para crear peligros aunque todavía tenga que mejorar mucho especialmente en el aspecto de la realización, siendo todavía poco prolífico.

Por parte del Barça, hay optimismo en cerrar esta renovación ya con Laporta al mando del club mientras que el jugador ha cambiado de actitud y se le ve muy a gusto y contento en el club.

Sezione: Primer plano / Data: Ven 19 marzo 2021 a las 13:00
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print