El verano pasado Neymar deseaba irse del PSG y tenía dos opciones: Real Madrid o Barcelona. El brasileño dudó en aceptar la propuesta de Pérez porque su prioridad era la de volver al club azulgrana que no lograba cerrar una negociación demasiado larga con los franceses.

Por eso el Barça, viendo que la negociación no podía cerrarse, prometió a Neymar ir a por él el siguiente verano: " O vienes este año o vienes el que viene, eso seguro".

Son ya tres años que el brasileño huyó del Barça para fichar por el PSG y encerrarse en una cárcel de oro de donde no consigue escapar, harto de una liga, la francesa, de un nivel muy inferior a LaLiga española y harto de su vida en París, ciudad completamente distinta de Barcelona.

Lo difícil es sacarlo de esta cárcel y enfrentarse a Nasser Al-Khelaifi y a la propriedad del Qatar que no necesita dinero.

Sezione: Primer plano / Data: Sab 04 aprile 2020 a las 11:15
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print