La UEFA ha dado a conocer finalmente una de las incógnitas que sobrevolaba sobre el nuevo formato de Champions League ideado para poder acabar la competición, que quedó interrumpida por la pandemia del coronavirus cuando ocho equipos aún debían acabar sus eliminatorias de octavos de final. No se sabía aún donde se disputarían los encuentros de vuelta de esos cruces que aún faltan para tener completo el cuadro de cuartofinalistas y se planteaban dos alternativas. A saber: que se jugasen en los estadios de los equipos a los que les tocaba ser locales en la vuelta o que estos se disputasen en Portugal, el país elegido para rematar la competición a partir de cuartos de final. Finalmente, la UEFA ha decidido que las eliminatorias se acaben en los campos de los equipos a los que les toca ejercer de locales.

Los partidos que quedan por jugarse son los siguientes: Barça-Nápoles (1-1 en la ida); Manchester City-Real Madrid (1-2 para los ingleses en la ida); Juventus-Olympique de Lyon (1-0 para los franceses en la ida) y Bayern de Múnich-Chelsea (0-3 en la ida para los alemanes).

7 y 8 de agosto a puerta cerrada

De esta forma, el Barça, el City, la Juve y el Bayern jugarán la vuelta en sus respectivos estadios, aunque a puerta cerrada por efecto de la pandemia del coronavirus. Las fechas en que se jugarán estos partidos serán el 7 y el 8 de agosto. Será mañana, en el sorteo del cuadro definitivo de la Champions, cuando se conozcan las fechas exactas de cada partido.

Otros cuatro equipos (Atlético de Madrid, PSG, Atalanta y Red Bull Leipzig) ya se habían clasificado para cuartos porque pudieron completar sus eliminatorias antes de la suspensión de las competiciones por culpa del coronavirus, decretado en el pasado mes de marzo.

Aviso de UEFA

La UEFA avisó en su comunicación oficial de que “continuará monitoreando la situación y se reserva el derecho de reasignar dichos partidos a las sedes del torneo final de la competencia relevante en caso de que ocurran nuevos eventos que hagan imposible jugar uno o más partidos en las sedes originales”. Es decir, que si el organismo europeo considera que es mejor llevar los partidos de vuelta de octavos de final a Portugal, como se planteó como alternativa, lo hará.

A puerta cerrada

La UEFA recordó que los partidos se jugarán a puerta cerrada: El 17 de junio de 2020, el Comité Ejecutivo de la UEFA decidió posponer la decisión sobre si los próximos partidos de la UEFA podrían acomodar a sus seguidores o si tendrían que celebrarse a puerta cerrada, para monitorear la evolución de la situación y las medidas tomadas por autoridades locales en reuniones masivas y asistencia a eventos deportivos”.

La UEFA tuvo en cuenta varios elementos al tomar una decisión, como la protección de la salud de todos los involucrados en los partidos y del público en general; la responsabilidad de proporcionar el entorno más seguro para los partidos a fin de garantizar el progreso de las competiciones; así como garantizar la equidad deportiva dentro de un paisaje muy inconsistente (con algunos países que permiten y algunas prohibiciones de asistencia al estadio).

En consecuencia, a la luz de la situación actual, el Comité Ejecutivo de la UEFA consideró prudente concluir que los partidos de la UEFA deberían tener lugar a puerta cerrada hasta nuevo aviso. Esta decisión se tomó de acuerdo con las federaciones y autoridades nacionales de la UEFA Champions League 2019/20, la UEFA Europa League 2019/20 y la final de los ocho torneos de la UEFA Champions League Femenina 2019/20 Portugal, Alemania y España. Esta restricción también se aplicará a los partidos restantes en la UEFA Youth League 2019/20.

La UEFA controlará la evolución de la situación y asesorará sobre el levantamiento total o parcial de las restricciones en el momento adecuado.

Sezione: Primer plano / Data: Gio 09 luglio 2020 a las 21:34 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print