Pese a jugarse la Liga hasta que las matemáticas no digan lo contrario, el Barça viaja a Valladolid con lo puesto por distintos motivos: 18 jugadores en lugar de los 23 que se permiten desde el confinamiento, entre ellos tres porteros. En el banquillo sólo se sentarán cinco futbolistas de campo, el número de cambios que se pueden hacer. Serán quince del primer equipo, sólo trece de campo más Riqui y Araujo. En familia.

Frenkie de Jong volvió a trabajar con el grupo, pero Quique Setién no quiso precipitar la reaparición del holandés en una decisión en ‘clave Champions’. Sólo ha podido jugar tras el regreso en Mallorca, donde se lesionó en el sóleo de la pierna derecha. Ni un riesgo con él poniendo en la balanza al Nápoles, en un lado, y las pocas opciones de ganar la Liga, en el otro. No recibió el alta médica. En la enfermería siguen Umtiti y Dembélé, a los que ayer se unió Arthur, con amigdalitis. La quinta baja es Ansu Fati, que vio la roja directa en el derbi y está sancionado. Junior sí recibió el alta tras superar sus molestias en la cadera. Se perdió dos partidos.

El técnico no citó a Iñaki Peña, Morer, Cuenca, Monchu y Collado, todos ellos habituales en las convocatorias de 23, para que Francisco Javier García Pimienta pueda preparar ya en condiciones el ‘playoff’ de ascenso, con un pulso inicial a vida o muerte ante el Valladolid Promesas el domingo 19 de julio en Málaga (20 h.). Hoy está programado un segundo entrenamiento conjunto a modo de partidillo con el Europa en la Ciutat Esportiva. Sólo Riqui y Araujo se mantienen en el primer equipo, con la novedad del portero juvenil Arnau Tenas (19 años).

Así, pocos rotaciones puede hacer Setién, quizás el regreso de Vidal por Rakitic, con la posibilidad de que Sergi Roberto sea el ‘2’ y el croata o Riqui puedan entrar en el once.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 11 luglio 2020 a las 15:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print