Arturo Vidal y Leo Messi se convirtieron en inseparables durante los dos años en que compartieron vestuario en el FC Barcelona. Anteriormente se habían enfrentado en partidos entre la selección chilena y argentina y también en la final de la Champions League de Berlín-2015 que el ‘10’ azulgrana ganó ante la Juventus aunque sus caminos podían haberse encontrado años antes. Fue en 2011 cuando el Barça ya tenía atado a Alexis Sánchez. Fernando Felicevich, agente del delantero, lo era también del centrocampista, que tenía 24 años y militaba en el Bayer Leverkusen.

La cumbre tuvo lugar en Barcelona y el representante llegó a poner sobre la mesa una propuesta estrambótica que iba más allá del poder de decisión de la junta directiva y la dirección deportiva, entonces con Andoni Zubizarreta como director deportivo. Felicevich sacó de su maleta un informe con el 100% de acierto de Vidal en los lanzamientos de penalti comparándolo con el de Messi (75%) en la temporada 2010-11. Arturo había marcado los ocho que chutó con el Bayer mientras Leo falló dos de ocho entre el FC Barcelona y Argentina.

Aunque no se llegó a ir más allá en términos económicos, el Barça se negó en redondo a acceder a tal petición de Felicevich. Vidal acabó recalando en la Juventus, algo que ya le iba bien a su agente al tener los pies en el ‘calcio’ con una estrella de la selección chilena y también en LaLiga con Alexis, que había dejado el Udinese de la Serie A. El destino les ha juntado ahora a ambos en el Inter de Milán con Antonio Conte como técnico, el mismo que tuvo a sus órdenes Arturo en la Juventus tres temporadas (2011-14).

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 26 settembre 2020 a las 15:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print