El duro golpe recibido por la plantilla del FC Barcelona el pasado martes en el Camp Nou ante el PSG dio paso a dos días de descanso que tuvieron más de terapia psicológica que de bálsamo físico. Este viernes, a 48 horas de reanudar la Liga con otro encuentro en el Estadi, esta vez frente al Cádiz, los profesionales azulgrana retomaron la actividad con caras de alta responsabilidad. El técnico, Ronald Koeman, quiso transmitir la idea a sus jugadores que queda mucho por pelear, que había que aparcar la Champions League y el partido de vuelta en París para cuando toque y que ahora su única prioridad pasa por afrontar con ánimo positivo el inminente partido de Liga, una competición en la que aún hay opción después de ver como el líder, el Atlético de Madrid, se haya dejado puntos últimamente.

La voluntad es ampliar a ocho la racha de victorias consecutivas en el campeonato de la regularidad para apurar así las posibilidades de pelear por el título ante un Atlético que, pese a sus nueve puntos de ventaja sobre los azulgrana, viene de cosechar dos empates en sus últimos tres partidos.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 19 febbraio 2021 a las 20:15 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print