A la Liga le quedan 11 finales. Al Barça, en la Champions, le pueden quedar un máximo de 6 partidos. Ojalá. En este total de 17 encuentros, Ter Stegen, más que previsiblemente, estará en la portería. Eliminados de la Copa, Neto sólo jugó cuando el meta alemán estuvo de baja por una tendinopatia de rodilla tras el parón navideño. Así pues, de los 41 goles recibidos por el Barça, 34 los ha encajado Ter Stegen. De ellos, 27 han sido de jugada y 7 a balón parado. De estos 7 tantos de estrategia rival, 4 han sido de penalti, 1 de falta (Olaza del Celta), 1 de remate de falta (Olivas del Valladolid) y 1 de córner (Rochina del Levante).

En lo que va de curso, el Barça ha defendido bien el juego aéreo, hasta el punto de que Marc-André sólo ha encajado tres tantos de cabeza (Granada, Mallorca y Alavés). La asignatura pendiente en temporadas anteriores, en esta se ha mejorado mucho en atención y concentración.

Quizá se ha aprendido la lección, después que las dos últimas eliminaciones del Barça, en Champions, tan dolorosas, han llegado con sendos saques de esquina. El gol de Manolas en Roma y el de Origi en Liverpool llegaron por reaccionar tarde a la estrategia local. El Barça irá a por la Liga y por la Champions. Messi lo dará todo porqué así sea, pero estamos también en manos del portero.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 29 maggio 2020 a las 21:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print