Los ánimos acabaron muy calientes en el FC Barcelona tras ceder in extremis un empate (2-2) ante el Celta que hace depender más del Real Madrid para ganar la novena Liga en 12 años. Tanto es así que en el mismo vestuario de Balaídos se vivieron momentos de tensión entre algunos jugadores y Quique Setién, a quien se le recriminó ciertas decisiones tácticas durante el encuentro que, según el entender de algunos pesos pesados, acabó impidiendo el triunfo azulgrana.

Luis Suárez no fue autocrítico cuando se le preguntó por los reiterados tropiezos ligueros lejos del Camp Nou, donde el Barça solo ha sumado 23 puntos de 48 posibles y emplazó a los técnicos. “Para algo están los entrenadores, para analizar esa clase de situaciones. Nosotros lo damos todo dentro del campo y te queda la sensación de que fuera de casa estamos perdiendo muchos puntos importantes que no perdíamos otras temporadas”, aseguró el delantero uruguayo.

El Barça ha regresado a los entrenamientos esta mañana en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí con Leo Messi y el mencionado Suárez en el gimnasio haciendo trabajo de recuperación, algo habitual en días postpartido.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 28 giugno 2020 a las 19:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print