Quique Setién quedó en el alambre después de perder ante Osasuna en la penúltima jornada de Liga. Sin embargo, una reunión primero del vestuario y una posterior del técnico con el capitán Leo Messi propició que el técnico cántabro pudiera acabar laLiga ante el Deportivo Alavés y ahora pueda afrontar el partido ante el Nápoles.

Preguntado sobre si, en caso de eliminación, el de mañana ante el Nápoles pudiera ser su último partido como entrenador azulgrana, Quique Setién fue contundente. “No se me ha pasado por la cabeza en ningún momento de que el de mañana sea mi último partido, hemos preparado el partido pensando en que vamos a continuar”, señaló el cántabro.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 07 agosto 2020 a las 18:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print