Ni tan siquiera los asiduos al Barça B podrían esperar el gran rendimiento que está dando Ronald Araujo. El central uruguayo se ha convertido en el gran líder de la defensa azulgrana y una pieza intocable para Koeman tras la lesión de Gerard Piqué en el Wanda Metropolitano.

Formado en Uruguay, Araujo llegó al Barça con perspectiva de primer equipo. Lo hizo en el filial, de la mano de Garcia Pimienta, donde ya demostró que tenía grandes facultades para triunfar en el mundo del fútbol profesional. Contundente, rápido y expeditivo. Intenta no complicarse. Sabe sus limitaciones. Sobre todo, con el balón en los pies. Allí es donde más sufre. Es normal. No se ha formado en la Masia. No está acostumbrado a que el balón pase tanto tiempo en sus pies y tenga la responsabilidad de empezar la jugada. Pero está trabajando en ello. Tanto la temporada pasada con Pimienta como esta con Koeman. Pero tiene carácter. Y personalidad. Algo importante en un mundo de tiburones. Eso se demostró tras el error que tuvo ante el Eibar. Pidió hablar ante la prensa y asumió su responsabilidad. Su progresión es meteórica. Ah. Y tiene gol. Mucho gol. En las jugadas a balón parado es un seguro de vida en defensa y una arma en ataque. Ya lo está demostrando. El uruguayo nunca se rinde. Será más o menos válido pero a competir cada balón como si fuera el último no le gana nadie. Lo demostró una vez más ante la Real Sociedad. Bonito duelo el que protagonizó con Isak. Lo pasó con nota. Y eso que llegaba con molestias. No hay dolor si estás en la búsqueda de tu sueño.

Araujo sabe bien que no puede perder el tiempo. En el Barça todo va muy rápido. Se lesionó Piqué y él ha aprovechado la oportunidad. Pero aún no ha hecho nada. El central uruguayo sabe que pronto tendrá más competencia. Y de la buena. De la que tendrá que esforzarse mucho si quiere jugar. Se viene Eric Garcia. Un central que está llamado a ser la referencia en el eje de la zaga del Barça los próximos 10 años. Lo tiene todo para ello. Formado en la Masia, era la apuesta de la mayoría de los entrenadores para llegar al primer equipo. Torpedeado por Pep Segura, Guardiola fue listo y se lo llevó a Manchester. En el City fue capitán del sub-23 al poco de llegar y después se ganó la confianza de Pep en el once titular del Manchester City. También la de Luis Enrique, que lo ha llamado en las últimas convocatorias de la selección absoluta de España. Eric es inteligente con y sin balón, filtra pases a los centrocampistas, es rápido al cruce, va bien de cabeza y está acostumbrado a liderar a sus equipos. Un fichaje extraordinario que solo está pendiente del OK del City.

Con Eric Garcia y Ronald Araujo, el Barça garantiza la defensa para los próximos años. Lenglet y Piqué tendrán que recuperar su mejor versión si quieren competir contra dos jugadores que se han forjado para triunfar en la élite y no están dispuestos a renunciar a ello. 

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 15 gennaio 2021 a las 13:00 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print