Aunque Ronald Koeman le considera muy válido y ante la urgencia de hacer un traspaso, el Barça ha incluido a Rafinha en la lista de transferibles. Ningún club, sin embargo, está hoy dispuesto a abonar los 16 millones de euros estipulados en su cláusula de rescisión, más la ficha.

Como en el Camp Nou no están consiguiendo dar con un destino que reúna con todos los requisitos y el mercado es inmovilista a causa de la pandemia del coronavirus, el canterano se está planteando la opción de quedarse en el Barça y cumplir de azulgrana el año de contrato que le resta.

Es la solución que Rafinha entiende más viable. Sabe de la competencia y de la dificultad de contar con minutos pero asume el riesgo. El técnico holandés optó por dejarle fuera de la convocatoria del primer amistoso frente al Nàstic

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 15 settembre 2020 a las 17:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print