Los futbolistas del primer equipo remitieron la semana pasa un burofax al club en la que, firmado por los cuatro capitanes, descartaban sentarse en la mesa de negociación para la rebaja salarial (constituida ayer) y exigían una rebaja salarial.

Más allá de que la firmaran todos o la inmensa mayoría, la realidad es que el Barcelona ya estaba haciendo eso desde 5 de octubre cuando, tras el cierre del mercado, se tuvo constancia exacta del importe de la masa salaria. Al día siguiente, martes 6 de octubre el club activó negociaciones individuales con los agentes y/o los abogados de los jugadores.

Ter Stegen al margen, con quien se ha tratado la ampliación durante más de un año y que firma hasta 2025, el resto de las extensiones anunciadas a última hora del martes 19 deben enmarcarse en el contexto de esas negociaciones particulares que, a cambio de una rebaja para este curso, reciben compensación con las ampliaciones de contrato. Una operación discutible, teniendo en cuenta que será la nueva junta quien deberá asumirlas. El error en todo caso no es de pasado. La magnitud de los contratos firmados hace años se ha demostrado inasumible. Insostenible en tiempos de pandemia.

La cuestión es que en horario intempestivo, 23.25 h. de anteayer, recibimos un email del FCB anunciando las renovaciones de Ter Stegen , Lenglet , Piqué y De Jong . Algo que los jefes de todo sabían de buena mañana (algunos contratos se firmaron horas antes de jugar contra Ferencvaros) pero decidieron embargar la información. La explicación oficial es que era el día del debut en la Champions, y se quería priorizar el partido que comenzó a las 21.00 h. Una posición que no afectó al proceso interno porque jugadores (ya lo han hecho todos, alguno el lunes), como por ejemplo, De Jong firmaron los nuevos contratos el mismo martes de partido.

Paralelamente, los abogados laboristas que representan al club en la negociación con los trabajadores, todos los trabajadores, para la reducción de salarias (que en el primer equipo debería alcanzar un 30%) exigieron que las ampliaciones de los cuatro elegidos del primer equipo se hicieran públicas antes de entrar en el miércoles, 20. Es decir, en la fecha de constitución de la mesa negociación. Por eso, mientras Koeman y compañía hablaban del partido en la sala de prensa, los medios recibían el email que confirmaba las extensiones y, de paso, que la consistencia solidaria de los futbolistas había cedido ante intereses particulares.

Esto, por otra parte, no ha terminado aquí porque la coyuntura traerá otras consecuencias. Se prolongarán los compromisos de otros jugadores jóvenes. El primero de la lista es Ronald Araújo con quien no se ha podido concluir el trato que cerrará en cuanto, en quince días, acabe las conversaciones en la mesa de negociación. Esa misma semana, o la siguiente, el uruguayo que deberá ser titular el miércoles próximo en Turín, contra la Juve, firmará su acuerdo.

Sezione: Primer equipo / Data: Gio 22 ottobre 2020 a las 19:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print