Volvió a caer el Barça en Europa. Otra vez sin casi oponer resistencia, terriblemente débil. No le da a este equipo para competir contra los más grandes cuando suena el himno de la Champions. Ya lo dijo Messi en su día y nada ha cambiado. Europa ha dejado de ser aliada desde hace ya más de un lustro.

No es por el qué, sino el cómo. Hay muchas formas de perder. Ante el PSG se volvió a ver un equipo apagado, incapaz de dar el do de pecho cuando vienen mal dadas, sin soluciones cuando los partidos se enquistan y el rival te somete, sin pegada, sin solidez defensiva… Un desastre que duele más si cabe por haber (casi) cerrado la eliminatoria en la ida. Todavía queda la vuelta, pero remontar se antoja una misión casi imposible.

Unas sensaciones que vienen de lejos, por cierto. Desde Roma. La ciudad eterna. También para el Barça, que parece caer una vez tras otra en los viejos fantasmas romanos. El del martes fue el último fracaso, el primero en el Camp Nou, de una lista que nos ha dejado otros cuatro más en apenas cuatro años.

Turín (11-04-2017): Juventus 3-0 Barcelona

Quizás el más olvidado de los cinco fracasos en la retina culé. El equipo venía de la remontada histórica ante el PSG y de la euforia se pasó a la decepción. Había avisado Europa en París con ese 4-0, y con la lección aprendida el Barça cayó 3-0 ante la Juve con todas las de la ley en Turín, otra vez en la ida.

Fue el primer partido, de hecho, donde algunos sectores de la afición reclamaron la presencia de hombres más físicos en la medular. El conjunto azulgrana creyó en la remontada en el partido de vuelta, pero no pudo pasar del 0-0. Se caía en cuartos. La última eliminatoria europea de Neymar como azulgrana.

Roma (10-04-2018): Roma 3-0 Barcelona

La noche de Manolas. La noche donde empezó todo. En el imaginario culé, que ya había olvidado Turín por completo, no cabía la remota posibilidad de que la Roma pudiera eliminar al Barça tras el 4-1 de la ida en el Camp Nou. Pero Valverde buscó más contención en el medio, apostó por un 4-4-2 más conservador y los romanos les pasaron por encima. El equipo se cayó como si fuera un castillo de naipes y en Barcelona la ciudad de Roma se quedó para siempre en la eternidad. Los azulgrana volvían a caer en cuartos.

Liverpool (07-05-2019): Liverpool 4-0 Barcelona

El Barça se hacía cada vez más pequeño en Europa. Llegó a Liverpool confiado con ese 3-0 de la ida, olvidando que en el Camp Nou los 'reds' pudieron haberse llevado el partido con merecimiento. El mundo del fútbol daba la eliminatoria por cerrada. Todos menos Klopp, que se inspiró en Roma para hacer creer a los suyos. Sin Salah ni Firmino, dos de sus grandes estrellas, el Liverpool barrió del mapa al Barça, insinuando que si hacía falta meter siete los metían.

El tanto de Origi a la salida de un córner con toda la defensa mirando a la nada fue el súmmum y el resumen perfecto de la eliminatoria. Se empezó a señalar a Messi, cuando de Anfield pudo haber salido con tres asistencias en el bolsillo, se mantuvo en el cargo a Valverde pese a las durísimas derrotas en Champions y la revolución que se intuía cayó en saco roto. Coutinho se marchó cedido al Bayern. El Barça caía a las puertas de la gran final.

Lisboa (14-08-2020): Barcelona 2-8 Bayern

La única de las derrotas en eliminatorias a partido único. Y menos mal que no hubo ida y vuelta. Un tanque bávaro les pasó por encima casi sin querer. El Bayern venía de hacer un tramo final de temporada estratosférico y el Barça no fue más que un simple juguete, zarandeado hasta que el colegiado se apiadó de los azulgrana señalando el final de la agonía.

Ahí el club dijo ‘hasta aquí’. Echó a Setién, que había venido a mitad de temporada por Valverde, y cayeron algunos jugadores que se habían convertido ya en leyendas como Luis Suárez. El charrúa salía a precio de chollo, por la puerta de atrás y en dirección al Atlético, el equipo que está llamado a ganar la liga este año. También salieron Rakitic y Semedo. El Barça caía en cuartos.

Barcelona (16-02-2021): Barcelona 1-4 PSG

Había temor a lo que pudieran hacer Neymar, Mbappé, Di María y compañía. Finalmente vino el francés solo, pero fue suficiente para triturar cualquier esperanza azulgrana. El equipo se vio muy superado por el PSG técnica, física y tácticamente.

Los parisinos fueron tres velocidades por encima de un Barça que no creó prácticamente nada y ofreció todas las lagunas del mundo atrás. Primera gran noche de Mbappé en Europa. Si no hay un milagro de dimensiones enormes, los azulgranas quedarán fuera de esta Champions en octavos.

Sezione: Primer equipo / Data: Gio 18 febbraio 2021 a las 08:40 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print