Gerard Piqué vive los partidos con intensidad y la ausencia de aficionados permite que se capte con claridad el sonido ambiente. Ante el Getafe, el central barcelonés pasó por diveros estados: se deseperó, animó a sus compañeros, se las tuvos con Nyom, y en un momento dado, recriminó a sus compañeros que estuvieran dormidos y no tuvieran sangre para defender los ataques del equipo rival.

'El golazo de Gol' hizo un seguimiento al siempre expresivo futbolista y una de las acciones más destacadas llegó en el minuto 71 de partido, cuando el Getafe estuvo a punto de sorprender a los azulgranas en una contra y Griezmann envió el balón a córner. Mientros los locales se preparaban para sacar de esquina,. Piqué alzó la voz y gritó: "Venga hombre, ostia. Que poca sangre, joder. Puta mierda ya, ostia". Fue muy explícito en su intento de hacer reaccionar al equipo.

En otro momento también se le vio alterado por la poca intensidad defensiva y exclamó: "Despertad, ya", dirigido a sus compañeros.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 20 ottobre 2020 a las 14:30 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print