El Barça necesita ingresar dinero para poder fichar, eso por eso que entre los jugadores que podrían salir, se encontraba el nombre de Neto Murara (31 años) que se incorporó la temporada pasada procedente del Valencia y la idea era la de dar salida al el brasileño y subir a Peña del Barça B.

El gran problema es que cuándo el club blaugrana fichó en el trueque con Cillessen, Neto fue valorado en 26 millones más 9 en variables y tras solo un año quedarían por amortizar 19.5 millones todavía con su valor real, según a web especializada Transfermarkt, que es de 14,5 millones. Esto y el hecho de que muy pocos equipos pueden invertir cerca de 20 millones en un portero, convierten esta operación en una utopía. 

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 01 agosto 2020 a las 10:15
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print