Carles Aleñá y Riqui Puig no fueron de la partida en el Ferenc Puskas Arena. Pero ambos gozaron de minutos entrada la segunda mitad y con el partido ya claramente decantado a favor del cuadro azulgrana.

Después de que en el descanso entraran De Jong y Junior Firpo, el técnico holandés esperó unos minutos para volver a realizar sustituciones. En el 65', y con el marcador 0-3, Ronald hizo entrar a ambos canteranos. Aleñá sustituyó a Lenglet, lo que propició que Frenkie de Jong retrasara su posición al centro de la defensa acompañando a Óscar Mingueza y Carles se ubicara en el doble pivote junto a Miralem Pjanic. Aleñá tocó mucho el balón, especialmente en corto, y dio continuidad al juego del equipo.

Por su parte, Riqui Puig, en su segundo partido de la Champions League con el Barça, reemplazó a Antoine Griezmann y fue un cambio natural, pues el vallesano ocupó la mediapunta, una posición que le permite dar el último pase y actuar en misiones más ofensivas, aunque le impide repartir el juego desde el centro del campo. A los 74 minutos, se quedó solo ante el meta rival pero no logró llegar a un balón que fue demasiado largo.

Lo cierto es que los últimos minutos fueron muy plácidos para ambos futbolistas, con un Ferencvaros ya entregado a su suerte y ambos equipos con la mente más puesta en futuros compromisos. 

Los dos futbolistas, por lo tanto, gozaron de minutos, aunque no fueron de la partida. Juegan en posiciones que están muy caras y ahora ya no quedan encuentros de los que se puede conmsiderar 'intrascendentes', por lo que habrá que ver qué plan inmediato tiene Ronald Koeman con ellos.

Sezione: Primer equipo / Data: Gio 03 dicembre 2020 a las 14:00 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print