LaLiga cuenta ya con una fecha de regreso. Será el 11 de junio, jueves, si la desescalada y las autoridades sanitarias lo permiten, y enfrentará a Sevilla y Betis en el Sánchez Pizjuán. El 14, domingo, casi con seguridad, el líder Barça reemprenderá su camino hacia el título en Son Moix frente al Mallorc a . Y para que la historia acabe con otra Liga, la novena en 12 años, mucho tendrá que ver como siempre Leo Messi. El capitán azulgrana es el máximo goleador del campeonato y no sólo tiene a tiro revalidar el Pichichi, superando incluso los seis de Zarra, sino también la posibilidad de redondear una cifra tan mítica como impresionante: la participación en 1.000 goles, entre los marcados con el Barça y Argentina (697) y las asistencias con los dos equipos (289). 986 en total, a sólo, 14 pero con 11 jornadas, la vuelta de los octavos de la Champions League y lo que pueda venir, parece una meta más que posible.

Sería el primer jugador profesional de la era moderna en conseguirlo. Cristiano Ronaldo está en camino pero anda por debajo con 956 tantos (725 y 231). Leo es una historia superior. Su formidable regularidad hace que todas sus estadísticas se disparen, tanto viendo puerta como asistiendo a un compañero. Y en medio de este jolgorio goleador, el argentino celebrará los 700 sólo marcados. Está a 3, entre Barça (627) y Argentina (70).

En el Barça, desde la campaña 2008-2009, el capitán culé pasa siempre de los 38 goles por temporada y genera una media de 19 pases, lo que representa una participación en 57 de los tantos que pueda marcar su Barça.

Su tope goleador de azulgrana hay que encontrarlo en la temporada 2011-2012 con 73 tantos que sumados a los 29 pases de gol hizo una presencia en 102 de los 190 tantos que logró el Barça. En aquel mismo periodo de tiempo, con la albiceleste, anotó 9 goles y repartió 4 asistencias. Entre Barça y Argentina se fue a los 114. En su país, su mayor productividad hay que encontrarla también en la temporada 2015-2016, interviniendo en 13 tantos (9 y 4). Sus asistencias con Argentina alcanzan las 42, según datos de la web especializada messi.starplayerstats.com/en

2012 fue su año por excelencia, batiendo récords impensables. Sumó 91 tantos en un año natural. Jamás un jugador de un equipo que disputa competiciones de nivel profesional había alcanzado semejante cifra de goles. Gerd Müller, en 1972, se plantó en los 86, y quedan al margen los 107 tantos del zambiano Godfrey ‘Ucar’ Chitalu, desconocido para el fútbol occidental, pero que la FIFA no reconoce. Si se lo propusiera, también lo lograría. Es un plusmarquista

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 26 maggio 2020 a las 17:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print