No está siendo el mejor arranque goleador de Messi. En los seis partidos disputados hasta ahora, cinco de Liga y uno de Champions League, el crack argentino ha anotado sólo dos goles, y los dos de penalti. Es la cifra más baja desde la campaña 2007-2008 (3 a estas alturas) y eso que aquel año llegó a contabilizar 16 goles, menos de la mitad de los 38 que logró en la siguiente, en la 2008-2009, cuando multiplicó por dos su capacidad goleadora.

Messi ha sido titular en todos los encuentros jugados por el Barça, completando los 90 minutos, pero no ha logrado perforar las porterías rivales con la eficacia de otras temporadas. El Clásico no fue una excepción. No ha marcado ni ha asistido en los cuatro últimos partidos de LaLiga, igualando su peor registro, que databa de enero de 2014. El crack azulgrana acumula además 515 minutos sin batir a los blancos, contando todas las competiciones. Y eso que tocó el balón en 98 ocasiones. Sus últimos 19 remates no le han dado para celebrar un gol frente a los blancos.

Desde la campaña 2007-2008, Leo siempre ha marcado un mínimo de 3 tantos en seis encuentros. La única excepción fue la pasada campaña pero fue porque se pasó cuatro partidos de baja por lesión. En la campaña 2012-2013 llegó a anotar hasta 8: dobletes ante Real Sociedad, Osasuna y Getafe en Liga y un par al Real Madrid en cada partido de la Supercopa. En las dos iniciales de Valverde, la 2017-2018 y la 2018-2019, llegó a anotar 8 y 7 respectivamente.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 26 ottobre 2020 a las 12:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print