Koeman introdujo cuatro cambios frente al equipo húngaro en relación al encuentro que jugó frente al Getafe de Liga, que podrían reducirse a sólo dos, a los regresos de Griezmann y Busquets, frente a los blancos. Ambos, en principio, descansaron en Europa, pero sus suplencias pudieron esconder también un motivo técnico

El equipo de salida tendrá la base de los cinco partidos disputados hasta el momento, cuatro de Liga y uno de Champions. La defensa será la misma con Dest por la izquierda. Alba está aún de baja por lesión y trabaja para llegar a tiempo, pero el técnico holandés no le gusta forzar a ningún jugador, y menos con el norteamericano adaptándose a gran velocidad. Además, el canterano no acumula demasiados entrenamientos con el grupo. Sergi Roberto seguirá de lateral derecho porque no tiene sustituto. El eje defensivo es inalterable con Piqué, sancionado para el encuentro ante la Juventus de la segunda jornada europea, y Lenglet.

En el doble pivote empiezan ya las dudas. Sergio Busquets se quedó en el banquillo en el debut culé en la Champions League. Koeman podría haberle dado descanso para formar tándem con De Jong, que parece hoy por hoy insustituible. Hasta ahora, no ha podido probar el tándem Pjanic-Busquets, por lo que esta apuesta parece improbable.

Y en ataque surge la otra duda gran duda. Koeman volvió a dar entrada a Coutinho y Ansu Fati, suplentes en Getafe, y los dos marcaron. No utilizó a Griezmann y puso en su lugar a Trincao. Con Messi, de nuevo, como falso ‘9’. Koeman podría recurrir a esta fórmula, que ya utilizó frente al Villarreal, Celta y Sevilla. La otra posibilidad sería dejar de nuevo a Griezmann en el banquillo y dar entrada a Dembélé o al mismo Trincao

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 23 ottobre 2020 a las 09:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print