Gary Lineker, que llegó al Barça tras la marcha de Diego Armando Maradona, lo sufrió como rival y lo tuvo como compañero en un partido benéfico en Wembley. El inglés, ahora comentarista de BT Sport, recordó alguna anécdota del día que compartió vestuario con Maradona. Lineker marcó el gol de Inglaterra el día de los dos goles más famosos del argentino, en los cuartos de final del Mundial 86.

“Fue el mejor jugador de nuestra época, sin duda”; afirmó Lineker, que recordó que en aquel partido estaban Platini y otras figuras, pero que nadie tenía la calidad de Maradona. Incluso lo compara con Messi y afirma que “son similares, argentinos, zurdos... pero nunca he visto a nadie con una habilidad igual con el balón, Diego era increíble”.

El día que compartieron equipo, Lineker ya alucinó en el vestuario. “Sentado en el banco, sin moverse, empezó a darle toques a unos calcetines doblados, estuvo así cinco minutos”, recordó. Y cuando salieron al césped afirma que “fue lo más increíble que he visto nunca. Se plantó en el centro del campo, lanzó el balón al cielo, muy alto, y se quedó parado. Le cayó casi en el pie y sin dejarla caer, la volvió a golpear. Así hasta 13 veces, sin moverse más de tres metros, increíble”. En el entrenamiento siguiente cuenta Lineker que trataron de emularle: “Lo probamos todos, pero el que más consiguió fue hacerlo tres veces y corriendo mucho para llegar a la tercera”. Por ello, sostiene que “nunca había visto a nadie tener tanto cariño con una pelota de fútbol”.

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 27 novembre 2020 a las 13:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print