Clément Lenglet, único central sano de la primera plantilla del FC Barcelona tras estar lesionados Gerard Piqué, Samuel Umtiti y Ronald Araujo, ha lamentado el nuevo y serio contratiempo con el defensa catalán, pero se ha desmarcado de la decisión de si hay que fichar un central en el mercado de enero. “La lesión de Geri fue por mala suerte, va a estar tiempo de baja, pero yo no soy quien debe decidir si se ficha o no”.

Lenglet se ve capaz de liderar la zaga sin Piqué. “Es una baja importante y nos afecta porque lleva mucho tiempo aquí. Yo me siento disponible y preparado para intentar ayudar al equipo. Llevo ya dos años aquí. Manejo mucho mejor el club, el entorno del club y cómo funciona todo”. También se ve seguro de jugar “de central derecho si hace falta”.

El zaguero francés sí ha hecho autocrítica ante los muchos goles recibidos. “Nos falta ser más agresivos y estar atentos, el gol del Atlético fue clave y tenemos que mejorar en eso. No solo la defensa, sino todos, también los delanteros. Tenemos que ser más fuertes y no encajar goles”. Preguntado por si el cambio de sistema al 4-2-3-1 con Ronald Koeman les hace estar más desprotegidos, ha discrepado: “No creo que sea un problema de sistema, pues empezamos la temporada ganando, sin encajar goles y con sensación de solidez. Creo que tenemos que mejorar todos juntos la solidez del equipo y trabajar para eso, Es lo más importante para ganar”.

En cuanto a la opción de jugar más partidos con Frenkie de Jong, Lenglet ha asegurado que “ahora no hay muchos centrales, así que puede ser que Frenkie haga de central para ayudar al equipo. Es más un tema de ayuda que de posición física. Cuando todo el mundo está disponible, él entrena como medio”.

Lenglet ha hecho hincapié en la importancia del partido ante el Dinamo Kiev: “Mañana tenemos un partido importante para clasificarnos para los octavos. Venimos de una derrota. Si nos clasificamos mañana, el míster tendrá opciones de hacer rotaciones”.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 24 novembre 2020 a las 13:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print