Entre las muchas cosas que habla Gerard Piqué en su extensa entrevista con La Vanguardia destaca la opinión del central sobre la situación que se vivió con Leo Messi durante el pasado mes de agosto, una vez que el jugador argentino decidió mandar un burofax reclamando su salida gratis del club y su posterior decisión de quedarse en vistas de que debía abonar su cláusula de 700 millones para poder irse.

Piqué revela que habló con Leo. “No tuve mucho trato con él esos días porque creí que era una decisión muy personal. Recuerdo uno: “Leo, es un año, y luego viene gente nueva…”, le dijo. “Leo se había ganado sobradamente tomar una decisión y sí él consideraba que debía irse… yo como presidente hubiese actuado diferente”. “Un jugador que durante 16 años te ha dado tanto… Estás obligado a llegar a un acuerdo con él. No puede ser tan evidente que las dos partes estén tan distanciadas”, añade.

Respecto al burofax que mandó Messi, Piqué explica que “yo me pregunto: ¿Cómo puede ser que el mejor jugador de la historia, que hemos tenido la santa suerte de disfrutar, se levante un día y envíe un burofax porque siente que no le están escuchando? Todo es demasiado chocante. ¿Qué está pasando? Leo se lo merece todo. El estadio nuevo debe llevar su nombre y luego el del patrocinador. Debemos preservar nuestras figuras, no desprestigiarlas. Me pone de los nervios. “Me sorprende que gente como Pep, Puyi, Xavi o Valdés no estén en el club. Algo no se está haciendo bien”, insiste.

Una vez que Messi sigue en el equipo, Piqué explica que “le veo muy bien. Está muy implicado, ilusionado. Leo es el reflejo del vestuario, el ejemplo a seguir. Si él está bien, da tranquilidad”, detalla.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 24 ottobre 2020 a las 09:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print