El Barcelona goleó anoche al Mallorca. Le endosó una manita en el Camp Nou en otra noche mágica de Leo Messi y de todo el tridente. Pero el conjunto culé sigue teniendo una asignatura pendiente: su defensa. Una semana más, el equipo catalán se muestra incapaz de dejar su portería imbatida. En 14 jornadas, ha encajado 18 goles.

La zaga es el punto débil de este Barcelona de la temporada 19-20. Sólo ha habido tres partidos en LaLiga en los que los azulgranas han dejado su portería a cero. Ter Stegen no sacó ningún balón desde dentro de la red en los encuentros contra el Getafe, el Sevilla y el Atlético de Madrid. Y en cinco choques han recibido dos dianas.

La seguridad atrás que caracterizaba al Barça en otras temporadas se ha desvanecido este curso. Pero su buen hacer ofensivo, suma 41 tantos, le permite dormir una jornada más como primero de la clasificación. Con Messi como Pichichi. "En líneas generales, el equipo está bien", comentó ayer Sergio Busquets.

Ter Stegen

El alemán encajó anoche dos goles. En uno pudo hacer algo más, en el segundo de Budimir, pero también tuvo intervenciones de gran mérito. Una vez más, se lució. Pero el guardameta no sólo fue protagonista por su trabajo bajo palos. También lo fue porque volvió a dar una asistencia. Ya lleva dos. Suyo fue el pase que aprovechó de forma magistral Griezmann para marcar, en el minuto siete, el primer tanto del encuentro contra el Mallorca en el Camp Nou. Ya le dio el último balón a Luis Suárez contra el Getafe.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 08 dicembre 2019 a las 19:45 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print