La conexión Messi-Griezmann, siempre bajo el microscopio y sujeto a todo tipo de análisis e interpretaciones, encontró en el partido ante Osasuna (0-4) una sorprendente estadística tan esperada como nunca vista desde que el delantero francés llegó a la plantilla en verano de 2019. Según los datos de Opta, la relación de pases entre ellos ha superado los números de todos los partidos en los que han coincidido. Se asociaron en 26 ocasiones, un número suficientemente alto como para tener en cuenta.

Griezmann se relacionó principalmente con dos jugadores, con Alba y con Messi. Al primero le dio 16 pases, mientras que al argentino fueron 15. Los dos muy alejados del tercero, de Countinho con 8. Messi también buscó y encontró en su juego de ataque al francés, al que dio 11 pases, uno más que a Coutinho y tres más que a Alba.

Griezmann encontró libertad de movimientos por el interior y más cercano a la banda izquierda, y Messi vio rápido en la mediapunta y en sus incursiones que podría encontrar un buen socio en el francés en espacios más reducidos. El resultado fue casi inmejorable.

Messi y Griezmann dieron buena cuenta de que cada vez se entienden mejor. Ya dijo Koeman que no veía ninguna mala relación entre ellos. El francés, en una entrevista televisiva con Jorge Valdano, insistió en que nada polémico entre ellos. El fútbol visto ante los navarros así lo acreditó.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 30 novembre 2020 a las 13:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print