No hacía falta que Ronald Koeman dijera en rueda de prensa que el entrenador es el que manda. No para enviarle un mensaje a Griezmann . Nadie más disciplinado y respetuoso con la autoridad del entrenador que Antoine. ¿Recuerdan el FC Barcelona-Atlético de Madrid? ¿Recuerdan a Griezmann calentando en la banda hasta que en el minuto 91 Quique Setién le dijo que entrase? Sí, para tres minutos, contra su ex equipo, él campeón del mundo, fichaje estrella y estratégico. Si meone se quedó sin palabras. Ni un mal gesto en el campo de G riezmann .

Días después, consciente seguramente de que había sido tremendamente injusto, Setién llamó a Antoin e para charlar con él y disculparse por esos tres minutos de la vergüenza. El delantero francés le frenó: “No me enfado, tú eres el entrenador, lo respeto, respeto las decisiones”.

La conversación de Griezmann con Koeman fue sincera. A Ronald le gusta mucho Antoine pero le pide que dé un paso al frente, que se libere. Ya no hay excusas. La posición no es una excusa. Ya no hay quien le prive de ser él mismo.

Ronald sabe que es más una cuestión mental que futbolística. Tiene que atreverse, jugar liberado como hacia en el Atlético o en la selección. Si tiene un balón en buena posición no tiene que dar un pase en corto, no, tiene que probar, mirar portería, volver a disfrutar con el gol.

Así como Dembélé lo tiene complicado porque ha decepcionado y mucho al entrenador, Griezmann gusta mucho a Ronald . Le gusta como trabaja, su actitud en los entrenamientos, su actitud en el vestuario. Le gusta el respeto con el que se dirige a todos y cada uno de los componentes del cuadro técnico. Le gusta a Ronald la inteligencia táctica de Griezmann , un detalle interesante si lo comparamos con Dembélé , que no parece enterarse de las necesidades tácticas del equipo y que sigue viviendo en su mundo. Antoine es un futbolista de equipo y eso al técnico holandés le engancha.

Pero no es suficiente. Tiene que sacar Griezamnn el crack que lleva dentro, tiene que ser un jugador decisivo, lucir, brillar, ser importante.

No sirve que hable Deschamps , la hermana, la vecina, el paseador de perros, aquí lo que cuenta es lo que hable Griezmann en el campo. Lo que exprese con su fútbol, que es un valor seguro.

Griezmann es un tipo introvertido, algunas veces tímido, pero muy gracioso, cariñoso con todos, paternal con algunos de sus compañeros, muy buena gente. Es un futbolista sensacional que ha oído demasiadas veces el último año que no era jugador para el Barça, que se había equivocado.

Koeman le ha dicho que no, que no se equivocó, que está en el mejor lugar del mundo y en el mejor momento. Porque sí, porque él cree en este delantero que llegó al Barça con el sobrenombre del ‘Príncipe’ y que para no molestar se hizo vasallo.

Y ahora tiene que recuperar el lugar para el que está predestinado. Koeman es el entrenador y le va ayudar pero él tiene que poner también de su parte, se tiene que liberar, debe olvidar el pasado y sacar el mega-crack que lleva dentro.

Sezione: Primer equipo / Data: Sab 17 ottobre 2020 a las 16:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print