Koeman va a contrarreloj. Con el equipo hundido en las posiciones medias de la clasificación de LaLiga, y cargado de lesionados de importancia, está obligado a doblar las horas de trabajo si quiere que, de una vez, el Barça reaccione. Por eso, por el poco espacio de tiempo que ha habido entre el partido contra el Atlético y el de este martes, y por la cantidad de caras nuevas que habrá en el partido, el entrenador ha dispuesto este martes por la mañana una sesión en el estadio Lobanovskiy Dinamo, que lleva el nombre del entrenador mito del club, viejo zorro que como técnico le ganó al Koeman jugador en aquella ida de la eliminatoria del curso 1993-94 a la que luego el Barça le dio la vuelta con un fantástico 4-1.

Las pocas horas de vuelo de muchos jugadores en la Champions obligan a este entrenamiento táctico de urgencia, en el que Koeman intentará profundizar en ciertos automatismos para una defensa nueva que compondrán Dest, Mingueza, Lenglet y Alba. O para un centro del campo en el que Aleñá podría entrar junto a Miralem Pjanic. También podría haber cambios en la delantera, aunque precisamente en la línea de tres mediapuntas es donde más opciones tiene Koeman.

Después del entrenamiento, los jugadores descansarán en el hotel y esperarán con paciencia hasta el comienzo del partido. El Dinamo-Barça empezará a las 22:00 horas de Ucrania, un horario nada habitual cuando de equipos rusos se trata. Eso ha provocado las protestas de Ronald Koeman, que se quejó amargamente el pasado viernes en la rueda de prensa previa al partido contra el Atlético de Madrid.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 24 novembre 2020 a las 19:30 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print