Ronald Koeman debuta como entrenador del Barça en Champions frente al Ferencvaros, un rival teóricamente asequible por el que sin embargo mostró un gran respeto. El técnico holandés señaló que “al ser entrenador o jugador del Barça siempre hay presión de ganar”, pero al mismo tiempo admitió que esta vez “no somos el máximo favorito”. Y no entró a valorar qué faltó en las últimas temporadas en Europa: “No sé qué faltó antes, no estuve aquí, no puedo opinar. No sé, si fracasamos esta temporada sí podré contestar”, dijo.

El holandés insistió en que “siempre estando en el Barça hay que jugar para ganar títulos, en el Campeonato y en Europa, pero hay más equipos fuertes y hay que demostrarlo”. Y quiso aislar la importancia del partido de Champions de la proximidad del Clásico: “Cada semana es importante, no es una semana más importante que las demás. Hay Champions, queremos empezar con buen pie y tener tranquilidad, eso es lo más importante, prepararnos, porque es importante ganar en casa”.

Buena evolución del equipo

Pese al tropezón de Getafe, no siente que el equipo haya dado un paso atrás, sino que hay que tener algo de paciencia y comprensión: “Sabemos la situación del club, cosas de fuera del campo en las que no podemos influir, sí creo que trabajamos bien con jugadores poco acostumbrados a este sistema, tenemos gente nueva y gente joven y es normal que haya momentos difíciles. Nuestra mente es ir partido a partido, somos optimistas, es la mejor manera de empezar “.

Tras la primera titularidad de Dembélé, considera que “está trabajando bien últimamente. Estoy de acuerdo con que tuvo demasiadas pérdidas en la primera parte, es su manera de jugar por dentro, y había mucha gente por dentro. Por eso dije que había que jugar más abierto y en la segunda parte creo que estuvo mejor. Es uno más de la plantilla que trabaja para ganar partidos. Hay competencia en el atraque y podemos elegir entre seis o siete jugadores”.

Insiste en que “no estoy decepcionado, todos los jugadores intentan dar el máximo y veo al equipo alegre, contento. Claro, estamos descontentos por el último partido pero afrontamos otro partido importante. No estoy decepcionado, nunca puedes estarlo cuando un jugador rinde al máximo. Puede haber críticas, cosas a mejorar, pero es mi trabajo”.

Ferencvaros, punto y aparte

No quiere pensar en el Clásico, si quiere ganar al Ferencvaros es por la importancia del partido en sí, no para ganar confianza de cara al Barça-mMdrid: “S iempre es importante ganar después de una derrota y es nuestro primer partido de Champions League, empezar con buen pie, ganar los partidos. Para mí es tan importante como otros partidos, hay más atención otros días por el nombre del rival, pero para mí es lo mismo”.

No descartó que Pedri asalte la titularidad: “Sí, claro que es posible que Messi y Pedri jueguen juntos de titulares, no depende de los años, depende del rendimiento de cada jugador, pero hay competencia también para estos jugadores. Estoy muy contento con Pedri, como con Ansu Fati”.

Y, tras la polémica por la posición de Griezmann, tocó defenderle: “Está trabajando bien, podemos tener más rendimiento arriba y Antoine es uno de ellos. Lo que puede hacer es trabajar mucho para mejorar esa situación.

Anunció “un equipo fuerte físicamente” ante el Ferencvaros tras ver al oponente y señaló que “hay que estar concentrados para hacer nuestro juego”. Dijo, del conjunto húngaro, que “respetamos y analizamos a los contrarios. Tienen buena gente, un goleador. No me gusta individualizar: es un conjunto fuerte que puede competir mucho arriba”.

Y en cuanto a la dificultad que están teniendo Barça y Madrid en este inicio de Liga, señaló que “pasa en todos los países, en Inglaterra, en Alemania, en Italia... los grandes tienen problemas, hay más igualdad. El fútbol del Covid es difícil, tiene dificultades, pero ocurre igual en todos los países.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 20 ottobre 2020 a las 09:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print