Ronald Koeman no esperó a sus jugadores a la conclusión del partido. Si en la mayoría de ocasiones, también en la derrota, el técnico del Barça aguardó la retirada del equipo para ir saludándoles uno a uno, esta vez ante el Cádiz enfiló el camino del túnel de vestuarios cuando el colegiado del partido, Martínez Munuera, indicó la conclusión del partido.

El técnico admitió en la rueda de prensa posterior que se sentía decepcionado, mucho más que el día de la debacle europea ante el PSG . No se mostró enfadado aunque sí confesó que revisará de nuevo el vídeo del partido para saber en qué falló su equipo, sobre todo al no materializar las ocasiones y también al valorar la falta de Lenglet que costó el penalti del 1-1.

Durante el partido, a Koeman sí se le vio enojado de manera reiterada con algunas acciones de su equipo, tanto en defensa como en la construcción del ataque. De pie en el área técnica, Koeman no paraba de gesticular como mostrando su desaprobación por lo que estaba viendo sobre el césped. El Barça insistía en sus jugadas ofensivas pero no conseguía rematar el partido, mientras que el Cádiz, con poco, lograba generar peligro. La mayor parte del tiempo se lo pasó defendiendo.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 22 febbraio 2021 a las 13:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print