La presencia de Carles Aleñá como titular en el debut de la pretemporada contra el Nàstic no fue una simple gestión de Ronald Koeman para repartir minutos entre la plantilla.

El técnico azulgrana está convencido que el canterano puede ser de mucha utilidad en la plantilla, pese a que cesión en el Betis la pasada campaña no fue muy fructífera, y está más que satisfecho con el centrocampista tras lo visto en los primeros entrenamientos.

Con el cambio de sistema que dispuso Koeman, Aleñá actuó como teórico doble pivote al lado de Busquets, pero su rol le permitía desplegarse en ataque, donde pudo explotar sus mejores virtudes. El de Mataró fue de más a menos en el partido, fruto de la inactividad, pero convenció a Koeman con su rendimiento.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 15 settembre 2020 a las 08:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print