Ronald Koeman, técnico del FC Barcelona, lamentó la baja de Gerard Piqué, que a la espera de valorar la opción de pasar por el quirófano, es seguro que estará un largo periodo fuera de los terrenos de juego -no bajará de los cuatro o cinco meses, en caso de someterse a un tratamiento conservador, o entre los seis y los ochos si tuviera que ser operado-. “Estamos hablando de un central muy experimentado, entonces es una baja importante que tenemos. Es triste, primero para el jugador, pero también para el equipo, para el club, para todo el mundo. Hay que aceptarlo y ver cómo podemos solucionar este tema”, reconoció Koeman.

En este sentido, de cara a poder acudir al mercado de fichaje en el próximo mercado de invierno para encontrar un recambio como central, Koeman comentó que “estamos mirando y ya estuvimos mirando. Una de esas posiciones es el tema de central, hoy en día no podemos hacer nada. Si hay alguna posibilidad, tenemos que hablar con el club”, explicó el entrenador azulgrana.

Además, el técnico azulgrana no quiso lamentarse ahora, ante esta situación excepcional, por haber dejado salir a Jorge Cuenca y Todibo el pasado verano. “Para mí no es una situación arriesgada, Cuenca es joven y necesita minutos. A partir de que yo soy entrenador del Barça, son decisiones que he tomado con Planes. También es cuestión de tener futuro para poder estar aquí”, destacó.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que De Jong podría convertirse ahora en un recambio provisional de Piqué como central, Koeman tampoco quiso mojarse sobre la opción de que Riqui Puig y Aleñá puedan salir en enero. “Aún no es enero, ya habrá tiempo de hablar de eso cuando se acerque enero”.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 24 novembre 2020 a las 14:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print