En la semana marcada por el adiós a Diego Armando Maradona, fallecido el pasado miércoles a los 60 años de edad, el Barça recordó a su antiguo 10 con varios homenajes el día, 29 de noviembre, que el club catalán cumplía 121 años de su fundación. A pesar de ello, la sorpresa más emotiva la tenía guardada Leo Messi debajo de su camiseta. El capitán del Barça estaba especialmente motivado para marcar y hacer un buen partido, para rendirle honores al Pelusa y poder descubrir la celebración especial que había preparado. Messi, formado en Newell’s Old Boys y seguidor de Ñuls en Argentina, jugó con la elástica que lució Diego en el equipo rosarino bajo la azulgrana.

Leo por fin pudo rendir su tributo en el minuto 74, cuando logró un auténtico golazo para cerrar la goleada culé ante los navarros. Una acción marca de la casa, arrancando desde la derecha y centrándose a la corona del área para soltar un zurdazo impecable que superó a Herrera. Tras el tanto, Messi lo celebró primero con sus compañeros e hizo el gesto como siempre de mirar al cielo para recordar a su abuela. De inmediato, una vez se deshizo el corro de jugadores azulgrana, el 10 culé se acercó a la cámara y, en soledad, se quitó la camiseta del Barça y mostró la 10 de Newell’s Old Boys, donde jugó Diego Armando Maradona al final de su carrera. De nuevo, el capitán azulgrana miró al cielo y abrió sus brazos brindándole el tanto a su compatriota, que además de una leyenda fue su entrenador en la selección. Un homenaje emotivo, otra imagen icónica que dejó Messi y que dará la vuelta al mundo.

Maradona jugó en Ñuls una temporada, la 1993-94, después de su año en Sevilla. Fue un paso fugaz, apenas jugó siete partidos, pero que le marcó. También a Messi, que con 6 años estuvo en al cancha leprosa para ver a Diego debutar con NOB. De hecho, el club rosarino rápidamente reaccionó a la celebración de Leo tras marcar el 4-0 ante Osasuna.“De 10 a 10, de leproso a leproso. El mejor del mundo y su homenaje a D10S, con los colores del corazón. Diego Eterno”, tuiteó la cuenta oficial del equipo argentino.

Más allá de la celebración, poco antes se hizo viral otra imagen de Messi durante el choque que recordó la famosa mano de Dios de Diego a Inglaterra en el Mundial del 86. El delantero del Barça saltó con la mano izquierda levantada, aunque la encogió en última instancia dejando que el balón entrara tras un remate de Braithwaite que fue el 1-0. Una acción que quedó eclipsada por el tributo posterior a la leyenda argentina.

Además, tanto los jugadores del Barça como los de Osasuna lucieron brazalete negro en señal de luto por la muerte de Maradona y antes del partido se guardó un respetuoso minuto de silencio en el que se pudo ver un cojín de flores azulgrana con el 10 en el centro del campo. Asimismo, la camiseta firmada por Maradona que está en el museo, presidió todo el partido en la tribuna del Camp Nou.

Paralelamente, el FC Barcelona conmemoró el aniversario de su fundación. La foto del once inicial se hizo con un cartel delante donde se podía leer “Felicidades culés”, en alusión a los 121 años del Barça. Igualmente, apareció un mensaje de felicitación en la grada virtual de la señal televisiva.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 30 novembre 2020 a las 08:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print