Antoine Griezmann dijo 'basta' tras ser siempre noticia durante las últimas semanas por las palabras de su entorno sobre su fichaje por el Barça y su relación con Messi y lo hizo concediendo una entrevista en el programa de Universo Valdano en la que el francés que no deja indiferente a nadie.

"Dije en mi presentación con el FC Barcelona que no quería hablar fuera, sino en el campo, pero creo que ya es hora de poner las cosas en su sitio. Ya llevo mucho tiempo aguantando cosas y comentarios y ya dije basta". Así comenzó la entrevista.

Como es su relación con Messi: "Tengo ganas de demostrar. Y quiero que la gente sepa que no tengo ningún tipo de problema con nadie y que solo me centro en hacerlo lo mejor posible".

Relación con su ex representante: "Dejé de tener relación desde el día que me casé. El día de mi boda lo invité y no vino, por eso dejé de tener relación con él". Y añadió: "Él habla porque como ni mi padre ni mi hermana hablan con la prensa pues lo llaman a él. Pero Leo sabe que yo le tengo mucho respeto y admiración". Pero no es la única persona de su entorno que ha hablado sobre su relación con Messi. Su tío también lo hizo: "Mi tío no sabe como funciona el fútbol. Y al final pues el periodista acabó sacándole la frase. Le dije a Leo que nunca hablo con ellos, de hecho no tengo ni el número de teléfono de mi tío".

Declaraciones sobre su posición en la selección francesa: "En Francia empezaron a poner en dudas a Deschamps. Lo dije en el sentido de que es un entrenador que sabe lo que hace. Fue una muestra de cariño a Deschamps porque le estaban metido palos".

Siempre en el ojo del huracán: "Cansa el ver todas las mañanas noticias malas. Y eso no me deja terminar de disfrutar. Casi que respiro el día que no ha salido nada".

"Llevamos dos años complicados, pero creo que tenemos el grupo y el nivel para ganar cosas importantes. Nos falta responder y demostrar sobre el campo, a nivel personal también".

Calendario: "Estamos viajando cada dos tres días. No descansamos y eso está provocando lesiones. No creo que sea casualidad..."

Su relación con Setién: "Aprendí mucho en la salida de balón, pero nunca tuve un problema con él. Mis padres me decían que le preguntara por qué no era titular, pero no creo que lo debiera hacer porque tampoco le preguntaba cuando jugaba. Tras jugar 5' ante el Atleti, Setién me quiso hablar. Le dije que no hacía falta, me preguntó hasta cuándo estaría enojado. 'Tú tranquilo, no voy a poner ninguna pega y no me voy a enfadar. Si quieres me pones, si no no pasa nada'. Todavía estoy enojado (risas)".

"El día del Villareal jugamos muy bien, pero al partido siguiente contra el Valladolid me lesiono".

Su relación con Valverde: "Me pedía jugar por la izquierda para jugar al espacio permanentemente con Jordi Alba. Noté su confianza en todo momento".

Críticas a su juego: "Las acepto porque sé que no estamos viendo al mejor Griezmann, pero entiendo que cada vez que sale algo más soy al primero al que me dicen. En un año y medio he tenido tres entrenadores... eso no es fácil. Necesito tiempo para adaptarme a mis compañeros y ellos a mí, y encima cambios de sistemas.

Además, los candidatos a la presidencia también hablan de mi. No creo que sea lo mejor para mi que ellos hablen sobre si soy o no un buen fichaje".

Su llegada a Barcelona: "Hablé con Leo cuando llegué y me dijo que cuando rechacé la primera opción de ir le jodió porque lo había pedido públicamente. Pero me dijo que estaba conmigo y así lo noto cada día"

Su salida del Atlético: "Necesitaba un cambio. Hubo salidas como las de Godín y Lucas me hicieron también que tomara la decisión de irme. Todo contó".

"Con el documental quería enseñar que decidir irte a un equipo u otro es muy complicado. La gente pensaba que era un juego y que me reía de los aficionados. Solo quería mostrar como un jugador no sabe que hacer y que decidir. Te habla tu mujer, tus padres, tus hijos... pero al final decides tú".

"Después del documental mis padres se enfadaron conmigo porque no entendían lo que hice al grabar el documental. Además, ellos querían verme en el Barcelona"

El Mundial Rusia 2018: "Se veía que se podía hacer algo grande nada más que viendo la manera y la intensidad con la que entrenaba el equipo. Deschamps nos llamó para preparar el partido de Argentina, y le propuse defender 4-4-2 con Kanté anulando a Messi, y me dijeron: "te crees que esto es el Atlético". Pero me hicieron caso".

Eurocopa 2016: "Ahí me empezaron a conocerme en Francia, porque allí solo ven Madrid y Barça. Perdí dos finales en poco tiempo y no tenía ganas de ver más fútbol. No me consoló el ser el mejor jugador del torneo":

Champions de Milán: "Me cuesta hablar, porque sé que si hubiera metido el penalti hubiera cambiado la historia. Tiré en la tanda porque me sentía culpable de haber llegado hasta ahí. Cuando lo metí me dije "esto lo tenías que haber hecho antes".

Su etapa Atlético: "Me costó mucho el principio. Llegué a un club que acababa de ganar la Liga y me tuve que ganar el sitio a base de trabajo. De hecho, me costó jugar hasta diciembre. Siempre estoy a disposición del entrenador, aprendí así y siempre va a ser así. Siempre voy a hacer lo que me pida el entrenador, aunque sepa que a nivel personal me perjudique lo que me está pidiendo".

"Con el Cholo cada entrenamiento era como un partido a nivel de intensidad. Me gritaban todos pidiéndome más: Koke, Gabi, el profe Ortega...".

"En el Atleti todos corrían y todos se movían por todas partes, y así sigo haciéndolo. El vestuario era muy solido. Quedábamos para comer cuando perdíamos para no dar opción a los malos rollos".

Inicios de profesional: "No sentía que destacara. Cuando me llamó la selección sub 19 de Francia empecé a creerme que podía llegar, pero sabía que trabajar mucho hasta poder llegar. Fui pasando por todas las categorías quemando etapas, y ahí me gané mi sitio en la selección absoluta".

"Se portó todo el mundo muy bien conmigo en la Real. Era el niño de allí, y me trataba bien hasta la prensa".

Su etapa en la Real Sociedad: "Jugué un torneo con el Montpellier, y el ojeador de la Real Sociedad me siguió todo el torneo y me dejó una carta diciéndome que me fuera allí. Y allí que fui".

"El primer día probé con el equipo de un año más que yo, y tuve que volver a hacer otra prueba a la semana siguiente con el equipo de mi edad. Vivía en Bayona y entrenaba con la Real".

"No sabía español, y me tenían que traducir todo lo que el entrenador decía. Era muy complicado siendo tan pequeño. Empecé a jugar en cadetes y me costó ser titular. No destacaba, simplemente cumplía con lo que el entrenador me decía".

"Me empecé a creer que podía ser profesional cuando firmé mi primer contrato con la Real. Me dio la oportunidad Martín Lasarte, y ahí empezó mi relación con los uruguayos".

Sus pruebas de cuando era niño: "Probé en 10 clubes de primera división francesa. Pero nunca me cogían, o bien por mi estatura o por el nivel, pero nadie me daba la oportunidad. El día que el Metz no me cogió fue muy duro, porque me dijeron que me iban a coger, pero después llamaron a mi padre para decirle que no. Me tiré llorando varios días llorando en mi habitación".

Inicios en el fútbol: "Mi padre jugaba al fútbol aunque nunca de manera profesional. Fue mi primer entrenador. Iba a todos los entrenamientos y los partidos que mi padre dirigía, y ahí empezó mi amor por el fútbol.

Admiración a Bechkam: "Es un ídolo dentro y fuera del campo. Es ejemplar y así me lo dijeron compañeros de la selección que jugaron en París con él. Tenía una derecha increíble, pero fuera del campo también tenía algo especial".

La celebración del confeti: "Lo hice por LeBron James. Mi mujer fue a comprar el confeti por Amazon y lo preparé. Pero siempre tengo celebraciones curiosas. En la Real me monté en un coche..."

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 24 novembre 2020 a las 14:30
Autore: Giusi Zaffiro / Twitter: @giusi1998@live.it
Ver lecturas
Print