La Champions League es uno de los objetivos del Barcelona de este curso y una espinita que tiene clavada desde hace varias temporadas, especialmente tras las frustraciones de las eliminatorias contra la Roma y el Liverpool. Levantar la sexta Orejona se ha convertido en casi una obsesión para Leo Messi y para el resto del vestuario y del club catalán. Pero el camino del cuadro culé hacia la final de Lisboa, el día 23, no será nada fácil.

El Barcelona, que jugará la vuelta de los octavos de final contra el Nápoles a puerta cerrada en el Camp Nou (en la ida empataron a uno), se medirá, si pasa a los italianos, al ganador del cruce entre el Chelsea y el Bayern de Múnich. Los germanos tienen una ventaja de 3-0 de Stamford Bridge, con lo que tienen un pie y medio en las cuartos. El bloque alemán, campeón de la Bundesliga, con el gran Lewandowski, suma 11 tantos solo en Europa, es el gran favorito para levantar la Champions. Los de Neuer, Thiago, Coutinho, Gnabry y compañía son el conjunto más en forma en estos momentos del viejo continente.

El Bayern ha ganado los siete encuentros que ha disputado este curso en Europa. Ningún equipo ha frenado a los alemanes y no pierde un partido, entre todas la competiciones, desde el 7 de diciembre, desde que cayó en la Bundesliga contra el Borussia Monchengladbach por dos goles a uno. En su competición nacional, Lewandowski ha marcado ¡34! goles y es el máximo realizador del continente.

El Real Madrid, en semifinales

Pero el camino en semifinales tampoco es fácil para los culés, ya que en caso de superar los octavos y los cuartos de final, el Barça se vería con el ganador del cruce entre el Real Madrid y el City de Pep Guardiola y el Olympique de Lyon y la Juventus. Es decir, que el conjunto de Zidane podría ser el contrincante de los de Setién en el penúltimo partido continental, siempre y cuando supere a sus contrincantes. En todo caso, solo uno estaría en Lisboa el 23 de agosto.

Esta temporada, a causa del coronavirus, los cuartos, las semifinales y la final se disputarán a partido único en Lisboa entre el 12 y el 23 de agosto. Los partidos serán en los estadios Da Luz y José Alvalade.

En la expedición culé que ha estado este mediodía en Nyon (Suiza) destacaban Guillermo Amor y Eric Abidal.

Esta campaña, los azulgranas no han perdido ningún encuentro en Europa. En los siete partidos que han disputado, entre la fase de grupos y la ida de los octavos de final, tienen un balance de cuatro triunfos y tres empates.

Los azulgranas levantaron el preciado trofeo continental en 1992 (Wembley), 2006 (París), 2009 (Roma), 2011 (Wembley) y 2015 (Berlín).

Sezione: Primer equipo / Data: Ven 10 luglio 2020 a las 17:30 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print