Quedan solo cinco días para que el Camp Nou albergue a puerta cerrada el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League entre el Barça y el Nápoles. El pitido inicial tendrá lugar este sábado a las 21 horas (Movistar Liga de Campeones) cinco meses después de lo previsto ya que el choque tenía que haberse celebrado el 18 de marzo y fue aplazado debido a la pandemia del coronavirus al igual que otros tres encuentros del segundo asalto de esta misma ronda.

El equipo de Quique Setién tiene ya planificada la agenda para esta semana para preparar el decisivo compromiso contra el vigente campeón de la Coppa italiana después del 1-1 obtenido en San Paolo el 25 de febrero. Los azulgrana volverán al trabajo mañana martes con un entrenamiento a puerta cerrada en la Ciutat Esportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí a partir de las 09.30 horas. Este horario se mantendrá para las sesiones preparatorias del miércoles, jueves y viernes.

Después de esta última, hacia las 12 h., Setién y un jugador del Barça por determinar comparecerán en rueda de prensa de forma telemática para expresar sus sensaciones antes del primer partido de los culés desde el final de la Liga española el 19 de julio con el 0-5 en Mendizorroza ante el Deportivo Alavés, ya con el título en manos del Real Madrid desde la jornada anterior. Como suele ser habitual en los partidos que se disputan en el feudo del Barça, la plantilla no tiene previsto concentrarse antes del encuentro.

Además, según el plan anunciado por el propio club barcelonista, para el domingo 9 de agosto está programado un entrenamiento a las 10.30 horas en la Ciutat Esportiva. En caso de eliminar al Nápoles, el Barça empezaría a preparar el duelo de cuartos de final ante el vencedor de la eliminatoria entre Bayern Múnich y Chelsea (0-3 en la ida en Londres) que se jugaría el viernes 14 (21 h.) en el estadio de Da Luz. Lisboa será la sede de la Final Eight de la Champions League del 12 al 23 de agosto.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 04 agosto 2020 a las 09:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print