Resultado y arbitraje al margen, el Barça pudo rescatar cosas positivas del Clásico de ayer en el Camp Nou. Además de Ansu Fati, que marcó su primer gol en un partido ante el Real Madrid y se convirtió en el segundo goleador más joven en un Clásico, uno de los nombres que destacó con luz propia fue Sergiño Dest.

El lateral estadounidense jugó su primer partido en el lateral derecho y completó una actuación brillante. Con Jordi Alba de vuelta al equipo, tras lesionarse el pasado 4 de octubre ante el Sevilla, Sergiño, que hasta ayer había actuado siempre en el carril zurdo para cubrir la baja del de L’Hospitalet, recuperó su posición natural, dejando a Sergi Roberto en el banquillo. Y no defraudó.

Sergiño secó por completo a Vinicius Junior, que no logró desbordar ni una sola vez en todo el partido, y consiguió prodigarse en ataque con peligro.

Tal y como recogen las estadísticas del partido de Sergiño, según Opta, el ex lateral del Ajax fue el futbolista del Barça que más regates buenos hizo (5), durante el Clásico. En total, dio 42 pases buenos y solo falló dos. Recuperó 6 balones y solo cometió una falta.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 25 ottobre 2020 a las 21:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print