Los dos primeros goles oficiales de la era Koeman fueron obra de Ansu . En el minuto 20 ya había marcado 2… en la portería del gol sur, allí donde al Barça le gusta atacar en el primer tiempo, contra la portería de Travessera. Y es que se da la circunstancia que, de los 8 goles que el joven delantero anotó la temporada pasada, la mitad (4) fueron en el Camp Nou. Y justamente esos 4 goles, ahora ya 6 con los marcados ante el Villarreal, fueron en la misma portería. O, lo que es lo mismo, Fati en casa ha marcado los 6 goles en el primer tiempo. O, visto por pasiva, Ansu todavía no se ha estrenado como goleador en la portería del gol norte, ni tampoco ha marcado en el Camp Nou durante el segundo tiempo. El primer dato es una casualidad que el tiempo irá nivelando. El segundo dato, el de marcar siempre en el primer tiempo y siempre el gol que abre la lata del partido (ante Valencia, Levante, Leganés o Villarreal) ya es un valor analizable. Dice mucho de la explosividad de un jugador que entra ya caliente. Dice mucho de la concentración en el partido desde el minuto 1. En cambio, como bien señaló Koeman , a menudo que pasa el partido le cuesta más aguantar la concentración todo el rato. Mejorará. Seguro. Ahora hay un entrenador, por fin, que le dice como tiene que actuar

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 29 settembre 2020 a las 18:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print