Que Ivan Rakitic quiere acabar su carrera profesional en el Sevilla no es nada nuevo. El centrocampista croata, que cumplió 32 años el 10 de marzo, lo ha dicho públicamente en más de una ocasión pero es este verano cuando puede darse un contexto propicio para que regrese con su familia a la capital hispalense, donde conoció a su esposa, Raquel Mauri, cuando militaba en el club de Nervión.

El contrato de Rakitic con el FC Barcelona vence en 2021 y desde que amplió en marzo de 2017 el vínculo que tenía entonces hasta 2019 no ha habido movimiento alguno para mejorar su ficha y alargar la relación contractual pese a que el propio futbolista pidió “un detallito” al presidente en algunas apariciones ante los medios de comunicación. En el Barça creen que, llegados a este punto, Rakitic merece elegir su destino y que se podría facilitar su salida a final de temporada en el plan del club azulgrana de rejuvenecer la plantilla y rebajar masa salarial.

El Barça no quiere perder dinero pero tampoco pretende hacer un negocio contra la voluntad de un jugador que lleva seis años comportándose de una forma intachable, con una profesionalidad que contrasta por ejemplo con la de Arthur Melo, e incluso cuando su nombre estuvo sobre la mesa en las negociaciones con el Paris Saint-Germain para incorporar a Neymar el pasado verano. Es por ello que, según ha podido saber Mundo Deportivo, el Barça daría por bueno un traspaso de unos 10 millones de euros por Rakitic al Sevilla. Esa sería aproximadamente la cantidad que quedaría por amortizar entre salario y la anterior renovación del croata, cuyo ahorro de la ficha supondría un alivio para las arcas del club barcelonista.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 02 agosto 2020 a las 15:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print