Uno de los datos estadísticos que más resaltan del enfrentamiento entre el Barça y el Cádiz, que terminó en empate (1-1) con un penalti pitado en el minuto 88, fue la cantidad de remates de los dos equipos. El Barça necesitó 20 para anotar un tanto y de pena máxima, mientras que el Cádiz llegó tres veces y anotó uno y también desde el punto fatídico. Una preocupante falta de puntería que deberá subsanar.

Los jugadores del ataque azulgrana fueron los que más probaron de cara a gol. El informe de Opta explica que Messi se encargó de rematar más a portería, aunque solo tres de sus disparos se dirigieron a los tres palos. Uno de ellos, desde fuera del área, provocó una espléndida parada de Ledesma.

El segundo que más lo intentó fue Dembélé, con cuatro chuts, aunque sólo uno lo debió atajar Ledesma. En cambio, Griezmann no lo probó en todo el partido, en un actuación gris. Por parte del Cádiz, Sobrino y Fal i, los únicos intentaron. El otro es el gol de penalti de Alex.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 22 febbraio 2021 a las 12:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print