Fuera por la presión del rival o por desacierto propio, los jugadores del Barça perdieron muchos más balones que los del Real Madrid durante el Clásico del pasado sábado en el Camp Nou. Pese a que en el último encuentro ante el Ferencvaros el conjunto azulgrana se mostró como un bloque sólido pese a los apuros iniciales que le hizo pasar el conjunto húngaro, ante el Real Madrid el conjunto azulgrana dio una imagen distinta, especialmente tras el 1-2 del polémico penalti que el árbitro Martínez Munuera concedió al Real Madrid después de un agarrón de Lenglet a Ramos, previa faltas del capitán madridista al central francés, que el VAR no tuvo en cuenta.

Pese a que el Real Madrid no hizo una presión alta, sí incomodó mucho la salida del balón del FC Barcelona. De ahí que el equipo de Koeman acabara perdiendo 121 balones, 14 más de los 107 que perdió el conjunto de Zinedine Zidane.

Leo Messi fue el azulgrana que más balones perdió, según los datos de Opta, con un total de 26. A Leo le siguió Coutinho, que perdió 14 balones, y por detrás se situó Jordi Alba, con 12. Pedri, De Jong y Dest perdieron 10 cada uno.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 25 ottobre 2020 a las 22:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print