“Pedri es un gran talento, tiene 17 años y ha demostrado que puede jugar. Veremos cuánto puede participar”. Con estas palabras definió el sábado Ronald Koeman el estreno del jovencísimo delantero canario con la camiseta del primer equipo del FC Barcelona, en el primer amistoso de la pretemporada ante el Nàstic (3-1). Pedri, ubicado justo por detrás de Antoine Griezmann, el hombre más en punta del equipo, durante los primeros 45 minutos, no sólo no desentonó lo más mínimo sino que fue, a juicio de muchos, de los mejores del encuentro. Fuentes del club aseguraron a MD que no se plantean su cesión.

Moviéndose con soltura, mostrándose cómodo y adaptado a una manera de jugar que parece hecha a su medida y sin los nervios que podrían haber aparecido en un jugador de su cortísima edad, Pedri se movió y desbordó, siendo clave incluso en la acción que dio origen al primer gol del Barça, firmado por Dembélé.

Clave sin tocar el balón

Y lo fue sin llegar a tocar el balón, dejándolo pasar para que el francés lo controlara y batiera casi a placer a Wilfred, meta del Nàstic, para inaugurar el marcador de la ‘era Koeman’. Compartir línea de ataque con el propio Ousmane, con Leo Messi y con Griezmann no le alteró el pulso. Y en estas circunstancias, esto es lo mejor que puede decirse de él.

Visto lo visto y escuchada la sentencia de Ronald Koeman al término de los 90 minutos, parece ganar fuerza la teoría de que la UD Las Palmas podrá ir despidiéndose del sueño de contar un año más con los servicios del delantero en calidad de cedido.

Esta misma semana, el presidente del cuadro canario, Miguel Ángel Ramírez, declaraba las intenciones del club en una entrevista a la emisora oficial del club canario. “Es evidente que, si se de la opción, vamos a intentar que siga con nosotros con todas nuestras fuerzas”, aseguró.

“El jugador todavía no ha sido inscrito por el FC Barcelona, pero me da la impresión de que van a contar con él”, añadió, en un baño de realidad que el encuentro del sábado y sobre todo, las reacciones que suscitó, no hacen más que refrendar.

A sus 17 años Pedri está dispuesto a todo. Luchará por tener los máximos minutos posibles, consciente de las dificultades que entraña una empresa en la que tendrá como ‘rivales’ a gente como los citados Dembélé, Messi, Griezmann, Trincao, Ansu Fati... y el refuerzo que llegue para cubrir la baja de Luis Suárez, si es que finalmente el uruguayo acaba abandonando la entidad blaugrana. En cualquier caso, el bautismo de Pedri no podía ser

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 15 settembre 2020 a las 10:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print