El FC Barcelona es poco contundente en las áreas, esos pequeños pero transcendentales espacios en los que se deciden los partidos. Contra el Cádiz, el conjunto azulgrana volvió a suspender la asignatura de la definición: sólo metió un gol en 22 remates. Y fue de penalti. Si los tres puntos se escaparon del Camp Nou, sin embargo, no fue únicamente por la poca inspiración de los atacantes culés. La sangría defensiva también tuvo algo que ver.

Por octavo partido consecutivo, el equipo de Ronald Koeman volvió a encajar gol. Otra vez más, un error defensivo provocó que los azulgranas se dejaran dos puntos más en el camino. La mala racha empezó en el campo del Rayo Vallecano hace casi un mes y, de momento, aún no se ha acabado. El Barça no deja su portería a cero desde el pasado 24 de enero, cuando asaltó al Elche en el Martínez Valero gracias a los goles de Frenkie de Jong y Riqui Puig.

De hecho, esta temporada el conjunto barcelonista sólo ha dejado su portería a cero en 12 partidos de los 37 que ha disputado. El porcentaje es poco superior al 30%. Estas cifras permiten entender a la perfección por qué al Barça le está costando mucho ser regular tanto en el juego como en los resultados.

Sezione: Primer equipo / Data: Dom 21 febbraio 2021 a las 19:00 / Fuente: Sport
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print