El camino del FC Barcelona para revalidar el título de Liga pasa por superar las últimas once jornadas disputando seis de ellas en campo rival. Todo lo contrario que el Real Madrid, a dos puntos en la tabla, que tiene seis citas como local y cinco como visitante. Una cierta ventaja. O no. Veremos.

El líder debe visitar Mallorca, Sevilla, Vigo, Villarreal, Valladolid y Vitoria. Y, sí, no es lo mismo ir a un Sánchez Pizjuán vacío que meterse en ese hervidero de pasión. Pero tampoco es igual recibir en casa, además de Leganés y Osasuna, a Athletic, Atlético y Espanyol.

La frialdad del cemento, para quienes lo veamos desde casa, puede quedar minimizada en el espectáculo televisivo. Y es la Liga la que trabaja en una idea, que antes compartirá y testeará con los clubs, que pretende incluir público virtual y sonido ambiente en las trasmisiones y dar vida a la gélida imagen que vimos, por ejemplo, en los partidos televisados del arranque de la Bundesliga. Si prospera la iniciativa, la asumiremos sabiendo que lo que vemos es virtual. En el campo, en la realidad, los jugadores deberán prescindir del escenario y, ojo, atarse la lengua. Los micrófonos de ambiente, en semejante silencio, recogen todo lo que se dicen. Y hay cosas que si se oyen pueden provocar, entrando Competición de oficio, graves sanciones.

Sezione: Primer equipo / Data: Gio 21 maggio 2020 a las 19:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print