Fabián Ruiz, centrocampista del Nápoles, es uno de los jugadores que más gustan a los técnicos del FC Barcelona. De hecho, Quique Setién lo tuvo a sus órdenes cuando el internacional español de 23 años jugaba en el Betis, antes de que en verano de 2018 el club hispalense lo traspasara al equipo partenopeo por 35 millones de euros. Fabián ha seguido su progresión futbolística en la Serie A italiana. El Barça lo tuvo como rival en el reciente partido de ida de los octavos de final de la Champions League que se jugó a finales de febrero en San Paolo. Allí, se produjo una escena que desveló el segundo de Setién, Eder Sarabia, durante un chat en directo en Instagram mantenido esta noche de domingo con el ex tenista Àlex Corretja. “Me gusta tener camisetas de jugadores. Cuando jugamos en Nápoles me llevé la de Fabián”, desveló Sarabia, quien también aseguró que tiene en su poder de lal bético Sergio Canales y la de Adnan Januzaj, de la Real Sociedad.

Sarabia, que admitió que siente admiración por jugadores de su propia plantilla como Leo Messi o Gerard Piqué, desveló durante su charla con Corretja que en la habitación de su casa paterna tenía colgados los posters de sus ídolos futbolisticos infantiles, Marco van Basten y Ronaldo Nazario.

El hecho de pedirle la camiseta a Fabián no parece un detalle menor cuando el jugador del Nápoles es noticia desde hace semanas por estar en el punto de mira de los dos grandes de la Liga, el Barça y el Real Madrid. De hecho, con contrato con el Nápoles hasta 2023, de momento ha hecho oídos sordos a los intentos del club italiano por ampliar su vinculación. Esa reticencia se ha traducido en las últimas horas en una rebaja de la tasación de la posible salida en verano del talentoso centrocampista, que esta temporada suma dos goles y tres asistencias.

Sezione: Primer equipo / Data: Lun 06 aprile 2020 a las 19:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print