"Va con el gancho puesto ahora mismo". Así de rotundos se mostraron dentro del vestuario, a la consulta de AS, para reflejar la situación de Jordi Alba de cara a la posibilidad que entre en la convocatoria ante el Real Madrid de este sábado en el Camp Nou. El lateral izquierdo, que se lesionó en el bíceps femoral de la pierna derecha el pasado 4 de octubre, está intentando forzar para llegar al Clásico, pero ahora mismo hay un cierto pesimismo en el club.

Alba fue uno de los pocos jugadores que se pasó este miércoles por la Ciutat Esportiva para seguir con su recuperación. Hay que recordar que pese a que en el club no se dio un pronóstico de regreso a los terrenos de juego -desde hace un año el oscurantismo en los partes médicos es absoluto-, desde el entorno del jugador se filtró que estaría unas tres semanas de baja. Eso quiere decir que el partido ante el Real Madrid llega fuera de plazo por sólo dos días: el 26 de octubre se cumplirían las tres semanas.

En todo caso, Alba aún no tira la toalla. El jugador quiere probarse este jueves, con el grupo, en la sesión matinal para comprobar sus sensaciones. El problema es que el reloj corre en contra del defensa: en el mejor de los casos sólo habrá completado una sesión, la del viernes, con sus compañeros.

Además hay que tener en cuenta los antecedentes del jugador, que no invitan precisamente a forzar la máquina, ya que su historial de lesiones y recaídas obligan a los servicios médicos a moverse con la máxima prudencia y gestionar la situación con realismo.

También hay que tener en cuenta que el partido de la Juventus en Turín se ha convertido ahora en una cita ineludible, máxime tras la ausencia de Gerard Piqué en defensa por culpa de su expulsión en el estreno en la Champions. De ahí que los técnicos pudieran valorar como más necesaria la presencia de Alba el próximo miércoles y reservarlo para el Clásico.

Así pues, lo que parece seguro a día de hoy es que Alba no será titular ante el Real Madrid en ningún caso. El escenario más optimista es que el lateral entre el mismo sábado en la convocatoria, empiece el partido en el banquillo y juegue unos veinte minutos en la segunda parte.

Eso quiere decir que Koeman tendrá que echar mano una vez más de Sergiño Dest para cubrir la banda izquierda y de Sergi Roberto, que se retiró del campo con un fuerte golpe en la tibia, en la derecha, para el Clásico de este sábado en el Camp Nou.

Sezione: Primer equipo / Data: Mer 21 ottobre 2020 a las 21:30 / Fuente: AS
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print