Tras un primer año de adaptación, Frenkie de Jong afronta su segunda temporada en el Camp Nou y el medio tiene claro que debe dar un paso adelante en su rendimiento para ser uno de los hombres importantes del nuevo Barça de Koeman, que lo conoce a la perfección de la selección holandesa. Así lo demostró De Jong en el estreno de la pretemporada contra el Nàstic de Tarragona, donde el centrocampista fue uno de los jugadores destacados.

De Jong salió en la segunda parte con los teóricos suplentes y asumió mucha responsabilidad con el balón en los pies, demostrando que tiene personalidad para pedir la pelota pese a estar presionado o en situaciones delicadas. El holandés, siempre elegante, fue clave en la circulación, con buenos pases y acelerando el tempo del juego cuando el partido lo reclamaba, y también dejó algunas muestras de lo que puede dar con su conducción, rompiendo líneas rivales y generando superioridades en tres cuartos de campo.

La nueva posición de Frenkie en el doble pivote, más similar a la que jugaba en el Ajax o con su combinado nacional, era uno de los retoques tácticos que Koeman tenía claro que quería implementar desde su llegada al Barça para potenciar las virtudes de su compatriota y la primera prueba resultó todo un éxito, si bien es cierto que el rival era de menor entidad a los que se encontrarán los azulgrana durante la campaña.

De Jong ya conoce LaLiga tras una primera temporada en la que no pudo lucir su mejor versión, tal y como el propio futbolista reconoció en varias declaraciones, y también por los altibajos que sufrió el equipo, y esta campaña se presume clave para que el centrocampista se convierta en uno de los referentes del equipo tras la marcha de algunos pesos pesados de la plantilla, algunas todavía por definir en los próximos días.

Ronald Koeman le dará galones como en la selección, a la que llegó muy joven, para ser importante y rodeado de hombres consolidados como Sergio Busquets o Miralem Pjanic más la aportación de los jóvenes como Riqui Puig, Carles Aleñá o Pedri puede formar un centro del campo más que competitivo para que los azulgrana vuelvan a la senda del triunfo tras una temporada sin títulos y con un final para olvidar con la dolorosa eliminación en la Champions League a manos del Bayern de Múnich.

Aprendida la lección, De Jong quiere demostrar que su fichaje fue todo un acierto por parte del Barça, que pagó 75 millones de euros más 11 en variables, y los aficionados azulgrana ya se frotan las manos tras ver los primeros minutos del holandés en la pretemporada. El miércoles contra el Girona tendrá una nueva oportunidad de demostrar su talento y veremos si Koeman apuesta para que sea titular y comparta equipo con Messi y compañía.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 15 settembre 2020 a las 10:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print