La presentación de Eder Sarabia como nuevo entrenador del FC Andorra de Gerard Piqué ha permitido rescatar un polémico episodio sucedido la pasada temporada cuando era el ayudante de Quique Setién en la primera plantilla azulgrana: la crisis interna que se desató en el Celta-Barça y que pudo tener secuelas muy graves en los días siguientes. El propio Piqué y Sergio Busquets tuvieron que hacer de mediadores entre varios jugadores que no quería entrenar (Messi y Luis Suárez, a la cabeza, pero también Alba y otros) y un cuerpo técnico que estaba muy enfadado y amenazaba con tomar medidas drásticas, incluso con la dimisión como una posibilidad muy real. En el programa ‘Què T’hi Jugues’, de la Cadena Ser, se han aportado datos al respecto.

El propio Eder Sarabia ha mencionado aquel incidente de Vigo en su presentación. Aunque relativizándolo, lo ha resucitado: “Que una persona como Piqué me elija para este proyecto acalla de alguna manera algunos rumores o cosas que se podían pensar o malinterpretar. Es verdad que hay momentos en los partidos y hay tensión, no vamos a negar que dentro del vestuario se discute, que en aquel famoso intermedio en Vigo pasó lo que pasó, pero son cosas que no van a ningún lado, que se entienden perfectamente como parte de nuestro trabajo”.

En el citado programa radiofónico se ha explicado que en el entrenamiento posterior a la gran bronca de Vigo, algunos jugadores no querían entrenar y Piqué y Busquets tuvieron que hacer de apagafuegos, yendo y viniendo del vestuario al despacho de Setién, con los mensajes de unos y otros. “Messi y Suárez no querían saber nada y le llegaron a decir a Setién que era el peor entrenador que habían tenido en su vida y no querían que le dirigieran la palabra”, ha explicado Sique Rodríguez, el presentador del programa, recordando que “Alba también estaba muy enfadado, pero también Setién hasta el punto de que algún jugador estaba convencido de que el técnico se bajaría del barco y lo dejaría porque estaba muy desgastado”.

En aquel partido de Vigo, el 27 de junio, un gol de Iago Aspas a poco del final colocó el 2-2 definitivo en el marcador y el Madrid se escapó del Barça en la Liga del post-confinamiento que acabó ganando. Algunos cracks recriminaron al entrenador decisiones tácticas que, según su opinión, habrían influido en que al final no se ganase el encuentro, aunque ya durante el partido la tensión fue insoportable. MD ya lo explicó en su día.

Sezione: Primer equipo / Data: Mar 19 gennaio 2021 a las 22:00 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print